Inicio Viajando (el blog) Acompañando al Cares 06-2009 (la crónica)
Noticia
Acompañando al Cares 06-2009 (la crónica) Imprimir E-mail

              LLANES DOS; RECUPERANDO EL SOL (o acompañado al Cares, que también  vale)

 

            Voy a empezar ésta crónica justo por el final…….los hados de la inspiración van así señores y señoras.

 

            ¡Qué desagradable fue llegar a Gijón con el FEVE!, un ventarrón enorme y pensar que veníamos de la playa de Andrín en Llanes con una suave brisa. Pero como a uno le gusta ser positivo pues recordé gratamente el regustín de la playa de Andrín, aunque brevemente todo hay que decirlo, y por otras cuestiones ajenas a la bici, aunque también gratas.

 

 

 (Abside de la Iglesia de Villanueva cerca de Cangas de Onís)

 

          Esta era una ruta nueva y de hecho hacía 15 años que no andaba por Picos de Europa, más que nada por que no la considero, en general, una zona excesivamente amable para el cicloturismo de alforjas. Pero asentado esto, alguien insistió en el tema para que luego, curiosamente, no fuera a la excursión. No obstante, mereció totalmente la pena y la excursión salió perfecta, aunque su comienzo fue algo “accidentado”.

 

 

            Como ya avisé en la presentación de la ruta sólo estaba diseñada previamente sobre el papel, pero nada más, no había tenido tiempo de hacerla “in situ”.  Afortunadamente las dos variantes que había que hacer el sábado salieron bien a la primera. No obstante, esto tiene que ser algo excepcional por razones evidentes y de evitarnos problemas que puedan mermar el prestigio de la asociación.

 

            Fuimos:

 

            Mercedes, simpatizante (Gijón)

            Covadonga (Oviedo)

            Beni (Oviedo)

            Manolo el leones (Gijón

            Carlos, el toca teclas el que escribe estos rollos que leen ustedes.

            Guadalupe que durmió con nosotros e hizo la parte del domingo (Llanes)

 

            Carlos Caborana (dejó el coche en Nueva y apareció en Arenas de Cabrales el domingo cuando salíamos, este chaval tiene las piernas de titanio).

 

            Tengo que dar un agradecimiento especial a Beni y a Carlos  Caborana por ayudarme en la gestión de la ruta, y a Gudalupe por elegir la playa adecuada en Llanes, la de Andrín (sino hubiera sido por ella no tendría ni idea cual hubiera escogido y a lo mejor la opción hubiera sido peor).

 

            Frente a mi postura de animar a la gente a participar en las excursiones a Mercedes, para ésta ruta en particular, desde luego no la animé nada (el hecho de no haberla diseñado previamente me echaba para atrás), pero más insistente que el detergente que si, que quiero ir……pues nada chica, estás apuntada.

 

 (En el bosque, al lado de la iglesia de Corao, donde comimos)

            En Arriondas nos juntamos los de Gijón (FEVE) y Oviedo (COCHUS). Tiramos por la nacional hacia Cangas de Narcea, tramo nada agradable aunque con arcén. Lamentablemente no podemos ir por la senda está prohibido, algo que me parece completamente absurdo, al menos fuera del verano. En Villanueva hicimos una visita muy interesante sobre la iglesia románica, y a la gente le gustó las explicaciones que dí, si bien hice una versión más “picante” que la que corre oficialmente por ahí sobre los capiteles exteriores de la iglesia.

           

             Una vez visitada la iglesia se puede o seguir por nacional o bien ir por una pista paralela de buen firme que discurre por su D. Eso hicimos y aunque sube un poco merece totalmente la pena y te deja justo a la entrada de Cangas de Onís. Esta era la primera variante del sábado.

           

              Allí en la plaza nos esperaba Mercedes ¡había ido en autobús para coger una bici prestada de una amiga que vivía allí!, alucinante, esta chica tiene madera, no se puede negar.

           

               Con las presentaciones de rigor veo los problemas en el horizonte: no lleva portabultos la bici y llevar todo ese peso en la espalda…….si una tormenta no se avecina que venga dios y lo vea, no está preparada para una ruta de éste tipo. Decido llevar su mochila en mi portabultos. No, no piensen que es un gesto de galantería, es que sino lo llego a hacer a lo mejor la cosa no podría haber funcionado bien, aunque al final todo se resolvió felizmente con unas ciertas dosis de paciencia, que en mi caso suele ser infinita.

           

           Su bici tiene unos frenos bien ajustados. Las ruedas con poco aire, así que a la salida de la gasolinera a inflarlas sin mayores problemas. Ya he notado que su bici tiene un ruidillo que no acabo de comprender a que se debe. Más adelante sufriremos las nefastas consecuencias del mismo.

           

            Mercedes pone toda la buena voluntad del mundo por pedalear y la verdad lo consigue bastante bien. Unas pequeñas explicaciones sobre el cambio en los siguientes kilómetros harán que luego sea toda una “veterana” en cambiar. Eso unido a que las vamos animando, hace que el trago no sea tan duro como pudiera parecer.

 

La salida de Cangas tiene tráfico que disminuye bastante cuando se pasa el desvío que va a Covadonga al ir la excursión por Corao.

 

Entramos a Corao para visitar la iglesia de Abamia y casi cerca de la iglesia al final el ruido se acentúa. Miro y pillo un cabreo monumental, el plato pequeño está roto, unos 3 dientes y hace cuña sobre el eje al estar doblado. Sólo tenía 2 tornillos de los 5 que debía tener. Confieso, que aunque mi archipaciencia suele ser infinita, me estaba hartando y la anuncié a Mercedes que a lo mejor se tenía que volver caminando a Cangas de Onís. Tomen nota de una cosa importante: no hay nada como la bici propia, esto de venir con bicis prestadas no suele ser la mejor idea.

 

            Después de no pocos esfuerzos conseguí reparar la avería pero mi humor no era ya el mejor, aunque bueno con la sonrisa siempre puesta, total no tiene sentido poner cara de amargado.  Hizo toda la excursión con dos platos, el mediano y el grande, aunque usó sólo el mediano y los piñones, dejándola el como plato fijo el mediano, para que no se hiciese líos. La idea fue buena y funcionó a la perfección.

 

Luego ya no me quedó ninguna gana de visitar la iglesia de Abamia que está a 2 kms. de Corao por una pequeña carretera local. Luego hay que volver por la misma a la comarcal. Tiene algún tramo cuesto, pero es razonable en general.

 

Esta seria avería tuvo otro efecto poco positivo: que el alto de Ortiguero hubo que subirlo después de comer lamentablemente. Mi idea era comer ya en el citado alto o al menos cerca del mismo. Pero no valía la pena darse la pechada de kilómetros, el reloj estaba perezosamente tardío, había que comer.

 

Después del bocateo cafetín en Corao en un bar la mar de ruidoso. En ese momento Covadonga se da cuenta de que ha perdido la cartera. Seguramente en la iglesia, así que a subir 2 kms. de nuevo para ver si está. Beni , todo un caballero,solidariamente sube con ella. Van los dos sin alforjas y el resto nos quedamos custodiando las albardas. Al final la cartera no se había caído simplemente estaba un poco escondida en la ropa de Covadonga. Se dio cuenta cuando ya estaban en la iglesia, je, je, je….no si ya digo que íbamos camino del infierno. Pero no sean mal pensados Covadonga, como santa que es, y buena discípula, hizo el milagro de los panes y los peces, quería decir de la cartera al cuadrado, y la multiplicó por dos. Al final todos pensamos que mejor eso que no haberla encontrado.

 

            Entre Puente de Intrigado y Mestas de Con es MUY conveniente coger la carretera local, agradable, llana y te libras de un trozo de la general a la que vas a dar más adelante.

 

            Beni y yo vamos “relevándonos” para que Mercedes no se sienta sóla, pero es inevitable que los últimos kms. del alto de Ortiguero los suba andando.

           

            Al objeto de irnos coordinando les digo a Manu y Cova, que ya llevan un rato en el alto que bajen a Arenas de Cabrales, así habrá dos menos para la ducha luego.

 

            Una persona que tenga cierto hábito de usar la bici, no hablo de ciclomachacas que quede claro, puede subir razonablemente el alto. Hasta el km 26 de la ruta realmente no se iniciará la bajada, aunque un cartel nos indique la llegada al alto antes.

 

            Todo el esfuerzo ha merecido la pena, la bajada es ¡impresionante!, no tanto en cuanto a desnivel, los hemos hecho en ACB más serios, pero el paisaje por nuestra banda derecha, ¡guauuuuu! de alucine vecine. No saben lo que se han perdido.

 

            Arenas tiene bastante contraste en relación a Llanes, aquí se ve un turismo más montañero y menos juerguero que el de la capital del Oriente. A pesar del negocio turístico el pueblo guarda gran encanto realmente.

 

            La pensión en la que dormimos, El Castañeu, es buena, aunque hay que subir bastantes pisos arriba.

 (Entre puente Intriago a Mestas de Con por cta local)

 

Damos una vuelta por el pueblo antes de la cena y como dije antes, aquí se ve un ambiente más montañero y además menos agobiante que Llanes.

 

Después de la respectiva exploración y tomarnos unas copas en el pueblo nos vamos a cenar, no sin que antes Carlos el de Gijón amenice con algunos de sus chistes mafalderos e interactivos, para desgracia de Covadonga, ya que la tiene a mano, ja, ja, ja.....¿Quieren participar en un chiste interactivo?, apúntense en la próxima ruta.

 

La misma pensión sirve menú del día y también carta. Todos piden menú salvo mi menda que va de carta, ¡jo! hay cada sibarita suelto!. La cena es buena.

 

Cuando estamos cenando llama Lupe que ya está en el pueblo, así que voy a recogerla, está al lado. No obstante los famélicos no esperan, siguen devorando, perdón comiendo; ya saben ustedes el pedaleo crea estas necesidades.

 

Lupe se nos suma a la cena, ¡ojo! que no es parte de la cena, no sean mal pensados, hambrientos si pero ciclocaníbales no.

 

Ha venido Lupe en el coche, luego el lunes lo recogerá de nuevo.

 

Una pequeña vuelta y nos dividimos por ahí. Lupe me pica para volvemos a reencontrar a la peña de nuevo a pesar de que me quería ir a la cama, pero bueno tubo razón mereció la pena.

 

El desayuno está bastante bien es abundante y el café bueno. El precio de toda la media pensión es de 25 E y tiene un amplio garaje además para guardar las bicis.

 

Tendríamos que haber desayunado a las 8.30, pero cedí ante el resto y lo hicimos a las 9,30.

 

Lo hice porque tampoco sabía muy bien como iría la ruta y que no tendría importancia. Luego la tuvo, pues esto nos quitó tiempo en la playa. Les juro que el próximo año toque de cuartel y diana a las 8,30 a desayunar y el que no baje a la hora que ¡nos pille en ruta!, pero no me pierdo de nuevo el sol llanisco por ser unos vagonetas.

 

Por el valle de La Borbolla

             (cerca del valle de La Borbolla)

Es domingo y Carlos Caborana me llama, son las 10,15 cuando salimos y ya está allí, ha dejado el coche en Nueva. Su ayuda será inestimable para mi como guía, ya que estará echando una mano, literalmente hablando, con Mercedes, la ayudará y la empujará en las cuestas, a partir de Panes. Además es la primera vez que se lo pido específicamente, para que la ruta vaya lo mejor posible.  En otras rutas a veces lo ha hecho él por propia iniciativa. Mientras yo sigo cargando la mochila de Mercedes en mi portabultos. Algo que para mi no tiene excesiva importancia, lo fundamental es que ella vaya cómoda pedaleando y se lo pase bien. Todo lo que nos queda se pedaleará sin prisas y cantando “La Casa por el Tejado” de Fito y los Fitipaldis; a los problemas una sonrisa.

 

Hay un dicho popular en la zona que dice: "No hay peor cosa que pasar fame entre Potes y Panes ". Todo viene referido a la fértil vega por la que rodamos, o sea que si pasas fame aquí, apaga y vámonos.

 

Realmente aunque la ruta se llama "Acompañando al Cares" dicho acercamiento se produce a partir de Arenas de Cabrales. El pedaleo por la carretera es agradabílisimo y el paisaje muy bueno

 

Hasta Panes no hay ningún problema, eso sí, si quieren ver el río tendrán que pararse, pues va al otro lado de la carretera. ¿Un sitio especial para parar?: Trescares sin dudarlo, pero seguro que hay más por ahí si se PARAN e investigan.

 

Los de la Guardia Civil nos indican que no seamos "malos" y vayamos en fila. Bueno realmente no lo somos, pues con el espejo vamos controlando y además damos el paso amablemente a los conductores, que por cierto, en muchos casos corresponden con la misma amabilidad, dándonos pitidos de cortesía cuando nos pasan.

 

La carretera va con un tráfico normal, ni mucho, ni poco, pero se adivina que ésta carretera debe ser una locura en verano. Atravesar el desfiladero se convierte en un paseo algo ventoso pero perfectamente pedaleable, como a veces ocurre en estos accidentes geográficos.

 

Paramos en uno de los muchos puentes que cruzan el río Cares para hacernos las fotos de rigor, y ¡ay, ay, ay, hay aprete en el puente!, todos quieren salir, ja, ja, ja y el puente no sabemos si aguantará.

 

           (puente sobre el Cares, entre Arenas y ya cerca de Potes, aguantó y no se hundió)

Panes tiene una actividad frenética a nivel de piraguas y decidimos parar en un merendero coqueto al lado del río para pinchar algo. Quedamos todos contentos, el que quiere Villabona tiene, el que quiere sol también. Al principio estoy en franca minoría, pero pasado un ratín la gente se pasa "al lado oscuro" que dicen en la "Guerra de las Galaxias", es que don Lorenzo aprieta lo suyo.

 

En Panes el Cares cae sobre el Deva, río éste al que seguiremos hacia el mar, pero sin llegar a verlo morir.

 

Es más costoso acceder al valle de La Borbolla por el interior que por la costa. En este caso no se cumple la regla general que suele ser al revés, pero que esto tampoco les asuste, es razonable de subir, con pequeños descansos a nivel de perfil. Hemos hecho cuestas peores. Eso sí la carretera local es preciosa y tranquila. La subida es hasta Villanueva y desde este pueblo vamos a recorrer el valle de La Borbolla, es decir, el Llanes interior y rural por un tranquilo sube-baja (más lo último que lo primero).

 

Desde Villanueva a Colombres hay 2.5 kms, es decir bastante más corto y amable a nivel de perfil si se deciden a tomar el valle desde el mar.

 

Sobre esto una sugerencia. Si viven en Llanes o están de vacaciones allí, una ruta corta y muy razonable, tomando parte del itinerario realizado por nosotros, es ir con FEVE, ¡ni siquiera hay que madrugar!, hasta Colombres y desde allí recorrer todo el valle de La Borbolla, es un sube-baja pero muy razonable de pedalear y la tendencia es más a bajar que a subir. Al final se da a la carretera general, muy cerca de Llanes. Hay que irse a la I por la misma durante unos pocos metros y luego a la D de nuevo por pista (obras de la autovía) para enlazar con la senda peatonal. Una vez cruzada la obra de la autovía se toma el primer DI por la senda para ir a la playa de Andrín.

 

Aquí debo agradecer el consejo de Lupe sobre la playa a elegir, pues la pedí su asesoramiento, ya que no lo tenía muy claro, al ser una ruta nueva, cual sería la mejor playa para el desarrollo de la ruta. Escogió la de Andrín y acertó, no se puede pedir más.

 

El agua estaba un poco fría, pero el sol delicioso o sea echar la toalla y dejar que Ra o Inti nos diese unos buenos y calóricos lametazos. ¡Qué pena no poderse quedar más tiempo! Nos tuvimos que ir algo precipitadamente, pues el tren de FEVE y el único, no espera. Todo por ser unos vagos, si nos hubiésemos levantado a desayunar antes podríamos haber tenido una hora más. El próximo año mejor madrugar y así disfrutar de la playa a tope.

 

Se mojaron Beni, Covadonga, Lupe y un servidor al principio, luego a última hora y con algo de prisa Manolo. 

 

Llegamos todos bien afortunadamente y con tiempo a la estación y allí nos despedimos de Lupe que vive en Llanes, no sin cierta pena, pues es una compañera magnífica de pedaleo, pero seguro que nos la volvemos a encontrar en alguna otra ruta futura.

 

            (pista de tierra de buen firme y casi llana entre la iglesia de Villanueva y Cangas de Onís)

 

           

             Saludos,

 

             Xixonman

            Escrito en el país de lee poco y escribe nada: España

 

Publicado: hace 11 años por xixonman #787
Esta ruta queda incorporada al catálogo oficial de rutas de ACB, lo único que la gestión de la misma hay que retocarla un poco (furgoneta para llevar las bicis al punto de inicio donde se dejaron los coches y vuelta en ALSA a recoger los mismos).

La crónica la estoy escribiendo ahora mismo.

Saludos.

Xixonman
Publicado: hace 11 años por xixonman #768
Pues vamos 6

Una simpatizante
Covadonga
Guadalupe
Beni
Manolo el leonés
Mi menda.

La lista no puede ser más paritaria ala, je, je, je...

Saludos,
Carlos
Publicado: hace 11 años por xixonman #762
Quienes van en tren se bajan en Arriondas y hacen un recorte de kms. de 18 el sábado. Lo mismo cabe decir de Arriondas, el tren se puede coger a partir de Llanes, con lo que el recorte es el domingo de unos 22 kms. Ida FEVE Oviedo: 9.05, FEVE Gijón: 8.57

Insisto que para la vuelta cada cual debe llevar el horario del FEVE regional, pues yo no sé donde quiere cada uno coger el tren a la vuelta.

Mañana sol y playa

Xixonman
Publicado: hace 11 años por xixonman #757
Beni (Oviedo) se ha apuntado, puede llevar coche si hace falta. Puede llevar a otra persona, para hablar con él : 677508420

Saludos,
Carlos
Publicado: hace 11 años por xixonman #755
De momento estamos apuntados:

Manolo el leonés (me alegro que venga hace tiempo que no le veía)
Mi menda, el tocateclas que escribe
Tierry que no me acuerdo quien es
Gudalupe

El fin de semana lo dan bueno y con sol, probaremos a llevar el traje de baño de nuevo y haber si hay suerte esta vez.

Les dejo que tengo la guitarra abandonada.

Xixonman
 
Top