Noticia
¡Que no te roben la bici en la calle! Imprimir
robos bicis

La movilidad urbana en bicicleta está en auge en nuestras ciudades. Aunque aún dista mucho del nivel medio europeo, vamos avanzando y cada día se ven más alegres ciclistas en las calles disfrutando de este económico, sano y sostenible medio de transporte.
El revés, es el aumento de robos de bicis en las vías urbanas. Si eres ciclista urbano y te preocupa que te roben la bicicleta… sigue leyendo.

En este artículo vamos a dar información práctica para evitar, en la medida de lo posible, este peligro que inquieta a todo usuario de la bicicleta. Sabemos que la seguridad plena no existe, pero podemos atenuar las probabilidades de que nos roben la bici en la vía pública con poca inversión y sentido común. Y con la ayuda de estos útiles consejos se lo pondrás más difícil a los amantes de lo ajeno.


Identifica tu bici

  • Lo primero que tenemos que hacer al adquirir una bicicleta es hacerle fotos, anotar la marca, modelo y el número de fabricación o número de serie, que suele estar bajo el eje del pedalier.
  • Conserva la factura de compra.
  • Registra la bici en el BiciRegistro (Sistema Nacional de registro de bicicletas).
  • Puedes también hacerle alguna “marca” en algún sitio concreto que solo tu conozcas e identifiques.

Que tu bici no llame la atención

  • Si tienes una bici de gama media o alta que utilizas para hacer deporte, no es recomendable que la uses habitualmente para moverte por ciudad. En este caso te recomendamos que adquieras otra bicicleta más barata que cumpla los requisitos adecuados para la movilidad urbana.
  • Tampoco conviene que el modelo de bici llame la atención por su estética o colores llamativos, si tiene aspecto de vieja, mejor.
    Como curiosidad, comentar que hay a la venta adhesivos que simulan manchas de oxido para pegarlos en el cuadro.

Un buen candado es una buena inversión

  • Asegúrala en aparcabicis o elementos permitidos rígidos que no se rompan o desmonten con facilidad, con candados de calidad en la parte alta del cuadro. Cerca del suelo es más fácil hacer palanca y romper los candados.
  • Evita los “aparcabicis” con soportes bajos para insertar solo la rueda.
  • Usa cierres con tornillos en las ruedas y sillín. Si tienes cierres rápidos en estos elementos, también tendrían que quedar bajo la protección de algún candado.
  • Los candados que trasmiten más seguridad son los rígidos en forma de U. Evita usar candados baratos como los de cable trenzado que son más disuasorios que efectivos y se cortan fácilmente con una pequeña cizalla. 

Tipos de candados - En la siguiente imagen mostramos los mecanismos de sujeción más habituales para la bici.

candadosNo escatimes en seguridad - de izquierda a derecha de bueno a no tan bueno.

Que esté a la vista

  • Evita aparcar la bici en callejones o calles oscuras, busca sitios visibles, iluminados y transitados.
  • En la medida de lo posible no la aparques siempre en el mismo sitio.
  • Evita también las cercanías de estaciones de transporte que produzcan grandes aglomeraciones de personas. 
  • Da cierta tranquilidad que haya cámaras de seguridad en el entorno.
  • No la dejes aparcada con elementos que se puedan extraer con facilidad, como cuentakilómetros, alforjas, luces…
  • No te fíes, no la dejes ni un minuto sin vigilancia. Si la vas a perder de vista, aunque solo sea un momento, invierte antes unos segundos en asegurarla.

Si te roban la bici...

  • Avisa cuanto antes a la policía y da una vuelta en su busca por las calles adyacentes.
  • Interpón la denuncia correspondiente aportando toda la información posible de la bici, factura de compra, fotos, número de serie…
  • En las redes sociales publica fotos de la bici y solicita colaboración en su búsqueda.
  • También puedes pedir ayuda a colectivos ciclistas.
  • Indaga en sitios Web de venta de artículos de segunda mano, en los comercios de compra/venta y en tiendas de bicicletas de tu localidad. Si la encuentras en estos establecimientos, no intervengas directamente, hazle fotos y ponlo en conocimiento de la policía.
  • Mira en los seguros que tienes a ver si alguno te cubre el robo.

 

No alimentes a la bestia comprando bicicletas de dudosa procedencia

 



Si te parece interesante y útil este artículo, compártelo con tus amigos y en tus redes sociales. 
Gracias

 

 
Discuta este artículo en el Foro
Usted necesita iniciar sesión o registrarse para participar en esta discusión.

Top